Download E-books Cibertormenta PDF

By Matthew Matther

Mike Mitchell es un hombre corriente, con una vida corriente, que hace todo lo posible por mantener a su familia unida, cuando de pronto se encuentra luchando solo para mantenerla con vida cuando una extraña cadena de desastres empieza a destruir el mundo que los rodea. net se cae.
La comunicación se desmorona. Una epidemia comienza a atacar a los angeles población de manera embravecida. Hay rumores que apuntan a que todo forma parte de un plan de ataque coordinado que llevará al mundo a una guerra tecnológica. Mike y su familia se afanan por sobrevivir en medio de una metrópoli en l. a. que millones de personas ya están condenadas.

Show description

Read or Download Cibertormenta PDF

Similar Fiction books

Child of Venus (Venus, Book 3)

In baby OF VENUS, The Project—the terraforming of Venus—has been happening for hundreds of years and it'll be many extra years earlier than the planet's floor has been rendered absolutely liveable and the human settlers , the Cytherians, can go away their protecting domes—but there are people who find themselves foolishly unwilling to attend.

State of Wonder: A Novel

"Expect miracles for those who learn Ann Patchett's fiction. "—New York instances publication ReviewAward-winning, manhattan occasions bestselling writer Ann Patchett returns with a provocative and warranted novel of morality and miracles, technology and sacrifice set within the Amazon rainforest. Infusing the narrative with an identical ingenuity and emotional urgency that pervaded her acclaimed earlier novels Bel Canto, Taft, Run, The Magician's Assistant, and the consumer Saint of Liars, Patchett promises an enthrallingly leading edge story of aspiration, exploration, and attachment in kingdom of Wonder—a gripping experience tale and a profound examine the tricky offerings we make within the identify of discovery and love.

The Odyssey

The nice epic of Western literature, translated through the acclaimed classicist Robert Fagles   Robert Fagles, winner of the PEN/Ralph Manheim Medal for Translation and a 1996 Academy Award in Literature from the yankee Academy of Arts and Letters, provides us with Homer's best-loved and such a lot available poem in a beautiful modern-verse translation.

Mr. Sammler's Planet (Penguin Classics)

“An enduring testomony and prophecy. ” –Chicago Sun-Times Mr. Artur Sammler, Holocaust survivor, highbrow, and coffee lecturer at Columbia collage in Sixties big apple urban, is a “registrar of madness,” a cultured and civilized being stuck between humans loopy with the guarantees of the long run (moon landings, unending possibilities).

Extra info for Cibertormenta

Show sample text content

Quieres que te traiga un poco de agua, que busque una aspirina? Damon asintió y volvió a dejarse caer en el sofá, sin dejar de rascarse. ? ¿Y unos huevos con beicon? ? bromeé. ? Tal vez mañana ? dijo él, riendo débilmente bajo las mantas. De regreso al apartamento de Chuck, pasé por encima de donde estaba Tony, que seguía roncando, y le toqué el hombro. ? Damon no se encuentra bien y Lauren tampoco ? le susurré apremiante cuando despertó de sopetón y me miró?. Mantén cerrada los angeles puerta y, si revenues, ponte una mascarilla. Frotándose los ojos, Tony asintió. Fui al cuarto de baño, cogí unas cuantas mascarillas, aspirina y una botella de agua de nuestro alijo, y después fui y le susurré l. a. misma advertencia a Susie, que dormía con Chuck. Cuando volví a salir con mascarilla, Damon ya estaba sentado frente a su ordenador. Eché un poco de agua en una taza que había junto al portátil y Damon aceptó las aspirinas que le ofrecí, tragándoselas con el agua. Se puso los angeles mascarilla. ? ¿Los malos se mantienen alejados? ? pregunté. Damon hizo aparecer unos cuantos mapas. ? De momento. No dije nada, sintiéndome un poco avergonzado por lo que me disponía a pedirle. ? ¿Te encuentras lo bastante bien para ayudarme con una cosa? Damon se desperezó y suspiró. ? Claro. �Qué necesitas? ? Un baño. ? ¿Puedo pasar? ? Ajá ? me respondió una voz que apenas pude oír. Abriendo l. a. puerta del cuarto de baño, sonreí al ver a mi esposa recostada bajo una capa de burbujas en un baño humeante. Irena me había dado un ungüento y un peine de púas finas, y me instruyó sobre los angeles técnica más eficaz para quitar los piojos del pelo: debías asegurarte de que partías de las raíces y había que trabajar deprisa con movimientos de delante hacia atrás. Preparar el baño había requerido mucho más tiempo que l. a. una o dos horas que había prometido yo. Para empezar, los barriles de agua derretida en el pasillo del ascensor estaban casi vacíos. Me disgusté bastante, y Damon no dijo nada cuando bajé hecho una furia a l. a. calle con él, dispuesto a llenar más cubos con nieve y llevarlos arriba. Nada más salir por los angeles puerta de atrás comprendí por qué los barriles de arriba estaban vacíos. l. a. nieve de fuera estaba sucia y cubierta por una gruesa capa de hielo sucio. Toda los angeles nieve cercana a las entradas delantera y trasera había sido recogida con palas, y tratar de encontrar nieve limpia no period tarea fácil. Para mi propósito no hacía falta agua potable, solo los angeles suficiente para un baño, así que empecé a llenar barriles que Damon se encargaba de llevar adentro. Con el aire fresco el chico había empezado a encontrarse mejor, pero trabajar con mascarilla resultaba bastante cansado. Aquella mañana Richard montaba guardia en el vestíbulo, pero contarle que estaba preparando un baño para Lauren me habría hecho sentir bastante incómodo. Me restricté a decirle que estábamos volviendo a llenar los barriles de agua de arriba sin dar más explicaciones. Él veía que estábamos metidos en algo más, pero se restrictó a observarnos subir una carga tras otra sin abrir los angeles boca. Al hacer mi promesa, yo no había sido consciente de todo lo que iba a implicar.

Rated 4.20 of 5 – based on 15 votes