Download E-books Meditaciones Sobre La Existencia De Dios. Great Ideas 40 PDF

40 grandes principles que han cambiado el mundo.

Considerado el padre de l. a. filosofía occidental moderna, Descartes trató de mirar más allá de las rules establecidas y crear un sistema de pensamiento basado en l. a. razón. En su profundo trabajo medita sobre l. a. duda, el alma humana, Dios, l. a. verdad y los angeles naturaleza de los angeles existencia en sí misma.

A lo largo de l. a. historia, algunos libros han cambiado el mundo. Han transformado los angeles manera en que nos vemos a nosotros mismos y a los demás. Han inspirado el debate, los angeles discordia, l. a. guerra y l. a. revolución. Han iluminado, indignado, provocado y consolado. Han enriquecido vidas, y también las han destruido. Taurus publica las obras de los grandes pensadores, pioneros, radicales y visionarios cuyas principles sacudieron los angeles civilización y nos impulsaron a ser quienes somos.

La crítica ha dicho sobre l. a. colección «Great Ideas»...
«De veras que los angeles edición es primorosa y pocas veces contenido y continente pueden encontrarse mejor ensamblados y unidos. ¡Qué portadas! Para enmarcar. [...] Ante las "Great Ideas", solo cabe quitarse el sombrero. ¡Chapeu!»
ABC

Show description

Read or Download Meditaciones Sobre La Existencia De Dios. Great Ideas 40 PDF

Similar Philosophy books

Ethics: Inventing Right and Wrong

This identify offers an perception into ethical skepticism of the 20 th century. the writer argues that our every-day ethical codes are an 'error thought' according to the presumption of ethical proof which, he persuasively argues, do not exist. His refutation of such evidence relies on their metaphysical 'queerness' and the statement of cultural relativity.

Hume: A Very Short Introduction

Hume's "naturalist" method of a large choice of philosophical themes ended in hugely unique theories approximately notion, self-identity, causation, morality, politics, and faith, all of that are mentioned during this stimulating advent through A. J. Ayer, himself one of many 20th century's most crucial philosophers.

Enlightenment Contested: Philosophy, Modernity, and the Emancipation of Man 1670-1752

Jonathan Israel offers the 1st significant reassessment of the Western Enlightenment for a new release. carrying on with the tale he begun within the best-selling Radical Enlightenment , and now focusing his awareness at the first 1/2 the eighteenth century, he returns to the unique resources to provide a groundbreaking new point of view at the nature and improvement of an important currents in glossy proposal.

The Philosopher's Touch: Sartre, Nietzsche, and Barthes at the Piano (European Perspectives: A Series in Social Thought and Cultural Criticism)

Well known thinker and widespread French critic François Noudelmann engages the musicality of Jean-Paul Sartre, Friedrich Nietzsche, and Roland Barthes, all of whom have been beginner piano avid gamers and acute fans of the medium. although piano taking part in used to be a vital paintings for those thinkers, their musings at the topic are mostly scant, implicit, or discordant with every one philosopher's oeuvre.

Extra resources for Meditaciones Sobre La Existencia De Dios. Great Ideas 40

Show sample text content

Por donde empiezo a conocer quién soy con alguna mayor claridad y precisión que antes. Mas, todavía, me parece que no puedo por menos de creer que las cosas corporales, cuyas imágenes se forman por el pensamiento y que caen bajo los sentidos y que los sentidos mismos examinan, me son conocidas mucho más distintamente que esta parte, no sé cuál, de mí mismo, que no cae bajo los angeles imaginación; aunque, en efecto, es bien extraño decir que conozco y comprendo más distintamente unas cosas, cuya existencia me parece dudosa, me son desconocidas y no me pertenecen que aquellas otras de cuya verdad estoy persuadido y me son conocidas y pertenecen a mi propia naturaleza, es decir, a mí mismo. Pero ya veo bien lo que es; mi espíritu es como un vagabundo que gusta de extraviarse y no puede aún tolerar el encontrarse mantenido en los justos límites de los angeles verdad. Le daré, pues, por otra vez, rienda suelta y, dejándole en libertad, le permitiré que considere los objetos que se hallan fuera, para que, retirándole luego despacio y a tiempo esa libertad, y deteniéndole a considerar su ser y las cosas que en sí mismo encuentre, se deje, después, conducir y dirigir con mayor facilidad. Consideremos, pues, ahora las cosas que vulgarmente se tienen por las más fáciles de conocer y pasan asimismo por ser las más claramente conocidas, a saber, los cuerpos que tocamos y vemos; no ya los cuerpos en common, pues las nociones generales son, por lo común, un poco confusas, sino un cuerpo specific. Tomemos, por ejemplo, este pedazo de cera; acaba de ser extraído de l. a. colmena; no ha perdido aún los angeles dulzura de los angeles miel que guardaba; conserva algo del aroma de las flores con que ha sido hecho; su colour, su figura, su tamaño son visibles, es duro, frío, manejable y, si se le golpea, producirá un ruido. En fin, en él se encuentra todo lo que puede dar a conocer, distintamente, un cuerpo. Sin embargo, he aquí que, mientras estoy hablando, lo acercan al fuego; lo que quedaba de sabor se eat, el olor se evapora, el colour varía, los angeles figura desaparece, el tamaño aumenta, se hace líquido, se calienta, apenas si puede ya manejarse y, si lo golpeo, ya no dará sonido alguno. �Sigue siendo l. a. misma cera después de tal transformación? Hay que reconocer que sigue siendo los angeles misma; nadie lo duda, nadie juzga lo contrario. �Qué es, pues, lo que en este trozo de cera se conocía con tanta distinción? En verdad, no puede ser nada de lo que he notado por medio de los sentidos, ya que todas las cosas percibidas por el gusto, el olfato, l. a. vista, el tacto y el oído han cambiado y, sin embargo, l. a. misma cera permanece. Quizá sea lo que ahora pienso, es decir, que esa cera no existía, ni l. a. dulzura de l. a. miel, ni el agradable aroma de las flores, ni l. a. blancura, ni los angeles forma, ni el sonido, sino solo un cuerpo que poco antes me parecía brilliant bajo esas formas y ahora se hace sentir bajo otras. Pero �qué es, hablando con precisión, lo que yo imagino cuando lo concibo de esta manera? Considerémoslo con atención y, separando todo cuanto no pertenece a los angeles cera, veamos lo que queda.

Rated 4.73 of 5 – based on 6 votes